sonrisas en las calles

AUTOR: Pedro. A. Cucunubo. Director nacional de la Fundacion Anawim, misionero, Docente, conferencista, tallerista para jóvenes.   Comparte nuestras notas. Si eres misionero, o buscas a Dios en los pequeños de talles del mundo , comparte tu experiencia, envia tus escritos y videos y los compartiremos en el blog

México Df esta rodeado por varios pueblos mágicos, en esta ocasion pude conocer Coyoacan, o lugar de los coyotes. Es en la practica parte de la ciudad de mexico. Para llegar alli tome el turibus desde la plaza del Zócalo, y disfrute de un hermoso recorrido por barrios y calles pintorescas de la capital mexicana.

En realidad iba buscando el Museo de frida Kalo, al cual me referiré en otra ocasión, pero ya que estaba cerca me baje a conocer el parque central de Coyoacan. Muchos turistas, muchas locales típicos, atendidos algunos por meseras vestidas de Katrinas. Mientras tomaba un helado y esperaba el siguiente turibus (al final no lo tome, camine hasta el museo que queda a unas pocas calles) escuche una voz alegre acompañada de una guitarra. Cuando volví la vista a lo lejos note un montón de gente que rodeaba a un artista callejero. Un talento increible para alegrar al publico con canciones infantiles, un artista en todo el sentido de la palabra. Des afortunadamente estaba muy ocupado en su labor no pude hablar con el, pero les dejo algunas de sus canciones para que se alegren el día.

En aquel momento lo que pensé fue que la esperanza y la alegría están escondidas allí en cualquier esquina de las ciudades,  A veces vamos tan concentrados en nuestros quehaceres y en nuestros problemas que no los vemos.  Yo lo vi por que estaba con mochila al hombro y sin rumbo, me podía dar el gusto de disfrutar de cada detalle. Pero pensé que aquí en Colombia también hay muchos artistas, con mayor o menor talento, pero que están dispuestos a regalarnos una sonrisa, y muchas veces he pasado junto a ellos sin disfrutar la sencillez de su talento. 

Tarea personal: dejar el afán en la ciudad y observar cuidadosamente cada detalle, para descubrir donde estan escondidas las sonrisas. 

Escribir comentario

Comentarios: 0