TALLER: CONOCERCE A SI MISMO

OBJETIVOS DEL TALLER:

Logros:

R  Descubrir la importancia de conocerse a si mismo como único medio de ayudar a crecer a los demás.

R  Identificar las distintas dimensiones del ser humano de acuerdo a lo planteado por los procesos de educación en al fe de la pastoral juvenil.

R  Empezar a descubrir fortalezas y debilidades que faciliten el proceso de maduración personal y de fe, para crecer en cuerpo y espíritu como lo hizo Jesús.

 

 


MOTIVACION Y EXPERIENCIA

Motivación:

En mesa redonda se les pide que compartan su tarea y comenten sobre la experiencia de conocerse a si mismos.

 

Experiencia:

1.  Se les realiza la siguiente lectura:

Hoy en día los mapas se realizan a partir de las fotos que desde la distancia, los satélites pueden tomar, y así obtenemos delineada con exactitud cómo es la superficie de la tierra.  Sin embargo, en la antigüedad, cuando los satélites no existían, la única forma de dibujar un mapa era primero recorrer esa geografía, subir las montañas, cruzar los valles, navegar los ríos... Este recorrido implicaba inseguridades, peligros, y había mucha más posibilidades de error. Así trabajaban los cartógrafos, asumían la posibilidad de equivocarse, pero gracias a eso, los marinos y conquistadores contaban con mapas para orientarse.

Bueno, hoy es necesario que observemos nuestro propio terreno y decidamos que relieves componen nuestra vida. Dibuja un mapa en donde en el centro este un poblado, que serás tu. Alrededor de el identifica los distintos elementos que componen tu vida (amigos, familia, sociedad, entro otros) en forma de un elemento geográfico (montaña, valle, rió entre otros)

 

2. Plenaria

Awards

Análisis Experiencia:

 

Es muy importante realizar una adecuada exposición del tema  Las dimensiones del joven, ya que los jóvenes probablemente no han realizado la lectura completa del documento. Además se deben solucionar todas las dudas.

 

DIMENSIONES DE MI FORMACIÓN INTEGRAL:

En nuestro proyecto ESTANPA hemos optado por seguir el proceso de educación en la fe que propone la Pastoral juvenil, en el cual se tienen en cuenta los diferentes aspectos de la vida para que la madurez del joven sea integral y verdadera, sin descuidar ningún aspecto.

La formación es un proceso teórico práctico que tiene como punto de partida la vida del joven (sus experiencias) y que vuelve a la vida para proyectarse en nuevas actitudes y capacidades (madurez).  La formación es integral si abarca a todo joven y le ayuda a integrar su persona en una unidad que le vaya facilitando la realización de su proyecto de vida. En este proceso de pastoral juvenil tendremos en cuenta 5 dimensiones:

  1. RELACIÓN DEL JOVEN CONSIGO MISMO (DIMENSIÓN PERSONAL)
  2. RELACIÓN CON EL GRUPO (DIMENSIÓN GRUPAL O COMUNITARIA)
  3. RELACIÓN CON LA SOCIEDAD (DIMENSIÓN SOCIAL Y FAMILIAR)
  4. RELACIÓN CON DIOS (DIMENSIÓN TEOLÓGICA)
  5. RELACIÓN CON LA IGLESIA (DIMENSIÓN ECLESIAL)

 

1.      RELACIÓN DEL JOVEN CONSIGO MISMO (DIMENSIÓN PERSONAL)

Corresponde a la realidad psico – afectiva del joven y al proceso de personalización que vive el joven. En esta dimensión, el joven desarrolla procesos de conocimiento continuo de sí mismo, de sus aptitudes y cualidades, de sus sentimientos e intereses en relación a los demás; procesos de autocrítica, y superación de sus crisis y conflictos; procesos de descubrimiento de su dignidad personal, de crecimiento de autoestima y de apertura.

Es esta dimensión se juega especialmente su capacidad para ser sujeto de su propio crecimiento y  para ir optando por valores y principios que serán la base de su existencia, hasta llegar a la definición de un proyecto de vida.

 

2.      RELACIÓN CON EL GRUPO (DIMENSIÓN GRUPAL O COMUNITARIA)

Corresponde a la dimensión comunitaria que es esencial a toda persona y al proceso de formación para ser capaz de integrarse en una comunidad donde vivir y alimentar continuamente su crecimiento personal integral.

El grupo ofrece un espacio para ir descubriendo la necesidad de realizarse como persona en la relación con el otro. Este proceso de maduración lleva al joven a ir construyendo relaciones de compañerismo, de amistad y de fraternidad.

Aprender a vivir en grupo, aceptar y valorar a cada persona, asumir los intereses de la comunidad, desarrollar su capacidad para trabajar en equipo, aprender la actitud de servicio.

 

3.      RELACIÓN CON LA SOCIEDAD (DIMENSIÓN SOCIAL Y FAMILIAR)

Corresponde al proceso de socialización o de inserción del joven en la sociedad. Esta dimensión formará al joven para ser capaz de proyectarse en su comunidad local, nacional e internacional.

La experiencia del grupo es el punto de partida para abrirse a relaciones más amplias y complejas. Descubrir organizaciones sociales intermedias como espacios posibles de compromiso transformador. Proceso de maduración desde una conciencia ingenua hacia una conciencia crítica de la problemática social, tanto local como universal.

Acciones asistenciales; descubrimiento de niveles de organización de la sociedad. Asumir la opción por los pobres como actitud de servicio y solidaridad.

 

4.      RELACIÓN CON DIOS (DIMENSIÓN TEOLÓGICA)

Corresponde a la experiencia de fe del joven. Es la progresiva experiencia de la presencia de Dios actuando en los acontecimientos de su vida, de la vocación más profunda de ser hijo y hermano, del descubrimiento de Jesús como Señor y de la opción por seguirlo, del discernimiento de la acción del Espíritu, del compromiso radical de vivir los valores del Evangelio.

Partiendo de su experiencia religiosa básica, el proceso tiende a educar al joven en el discernimiento cristiano para que vaya descubriendo y vivenciando su vocación, vaya elaborando su proyecto de vida cristiano y asuma el estilo de vida de Jesús y la propuesta de la Civilización del Amor. Esta dimensión está presente y es la base de las o5ras cuatro dimensiones. La persona de Jesús y su propuesta liberadora son el centro del proceso formativo de la pastoral Juvenil.

 

5.      RELACIÓN CON LA IGLESIA (DIMENSIÓN ECLESIAL)

Corresponde al proceso de inserción del joven en la iglesia. Su núcleo y eje articulador es el grupo o comunidad juvenil (experiencia primaria de Iglesia). Descubrir que la fe se vive en comunidad, que en ella Jesús se hace presente, que la iglesia es comunidad de comunidades.

 

El proceso debe ayudar a asumir las contradicciones y conflictos que se dan al interior de los diferentes niveles de la comunidad eclesial. Loa meta es que el joven descubra su lugar en la iglesia y desarrolle su conciencia y sentido de pertenencia y responsabilidad al reconocerse como miembro activo del pueblo de Dios, con una vocación propia y un rol especifico que cumplir.

 

NOTAS:

o   El desarrollo de estas cinco dimensiones no se realiza en un proceso lineal y progresivo, sino que podría presentarse en forma de espiral, que pone de relieve dos aspectos igualmente importantes:

Los momentos de bajón y retroceso que se dan el proceso de maduración;

La necesidad de estar atentos para que el proceso de maduración se desarrolle armónicamente todas las dimensiones.

o   Las actividades de la pastoral juvenil, y de este curso ESTANPA, están siempre dirigidos a fortalecer y desarrollar estas dimensiones humanas. Aun cuando en cada actividad una dimensión es privilegiada, es importante tener en cuenta todas las dimensiones en cada actividad, proyecto y proceso.

 

o   El líder ESTANPA, debe buscar siempre el análisis y desarrollo de cada una de sus dimensiones para lograr un equilibrio que le permite guiar a los demás por el mismo sendero. Es por ello que la tarea de auto conocimiento debe ser fundamental y permanente.

Publications

DISCERNIMIENTO

En un lugar especial se prepara un pequeño altar con la palabra, rodeada de los siguientes elementos: un cartel que dice: YO, una foto o insignia de la PARROQUIA O COMUNIDAD,  una foto familiar o de comunidad parroquial, un cirio encendido,  una foto del templo parroquia (esta foto puede cambiarse por cualquier otro signo de iglesia)

Leer: Jn 14, 6; Mc 6, 30; Lc 2, 41-42; Mc 14, 36; Mt 16, 18.

 

Jesús vivió a plenitud las cinco dimensiones como cualquier joven, se formo a si mismo y sabia perfectamente su misión en el mundo (camino, verdad y vida); convivió con su grupo, con sus apóstoles, también convivió en sociedad, con su familia y el pueblo judío; igualmente se esforzó por vivir cerca de su Padre Dios y por ultimo funda la Iglesia. Así Jesús nos demuestra lo importante de vivir la plenitud de nuestras vidas sin dejar de lado ninguna de las dimensiones. Pensemos en silencio un momento que dimensiones de mi vida estoy dejando de lado y anotémosla en el cuaderno, haciendo un compromiso para mejorar.

 

Terminamos todos dirigiéndonos  a Dios: Padre Nuestro….


Escribir comentario

Comentarios: 0