ORACION DEL MISIONERO ANAWIM

AUTOR: Pedro. A. Cucunubo. Director nacional de la Fundacion Anawim, misionero, Docente, conferencista, tallerista para jóvenes.   Comparte nuestras notas. Si eres misionero, o buscas a Dios en los pequeños de talles del mundo , comparte tu experiencia, envia tus escritos y videos y los compartiremos en el blog

Han pasado muchos jóvenes por el trabajo misionero de la fundación Anawim, y con el correr de los años, incluso antes de ser fundación, se fue pensando y organizando una oración de los misioneros que nos recordara el compromiso y misión que nos ocupa. Esta es nuestra oración hasta el día de hoy:




ORACIÓN DEL MISIONERO ANAWIM

Señor Jesús que eres el mismo ayer, hoy y siempre; Tú que eres eternamente joven

Y me llamaste a ser profeta entre los niños y jóvenes: Permíteme comprender sus ideas,

Sus fallas, sus sueños y esperanzas.

Ayúdame a encontrar para ellos palabras de aliento y de luz para llegar a Ti.

Bríndame la oportunidad de ser su guía, su maestro, su consejero, y sobre todo su amigo de verdad. Enséñame a ser compasivo y misericordioso

para corregir con afecto sus errores.

Y a ser alegre y entusiasta para elogiar sus triunfos.

Enséñame el camino de la humildad,

para ser un servidor como lo eres Tú y no un tirano, o un centro de atención.

Enséñame a hablar con tus palabras

y no dejarme guiar por emociones negativas; Enséñame a ser testimonio de la luz

y no la inmensa oscuridad de la mentira.

Enséñame a no quebrar sus sentimientos tanto como a no ser permisivo con sus faltas.

Y ayúdame a ser un verdadero testigo de tu amor, de tus actitudes, de tus actos y tu fe,

a ser sal de la tierra y luz del mundo.

Ayudame a cambiar el mundo dia a dia y a comprometerme cada día más con mi comunidad y amar más a mi Iglesia,

a no temer hablar en tu nombre frente al mundo.

Ayudame a ser cada mas santo, a curar mi vida y a cambiar. Ayúdame Señor Jesús a amar a los jóvenes que has puesto a mi cargo, a amar mas a Maria nuestra madre y a ser digno de ser tu profeta y testigo, para gloria de Dios Padre, hijo y Espíritu

Escribir comentario

Comentarios: 0